Equipo del orden público de la Gobernación ejecutó cuatro clausuras en una sola noche

Continúan los intensos controles del orden público en los cantones de El Oro; y es que como lo dispuso el gobernador Danny Gámez, los comisarios nacionales han reforzado la vigilancia y la ejecución de activaciones con el respaldo de la Policía Nacional del Ecuador.

Clausura 1

En la capital orense, a las 18h00 del sábado 24 de octubre, los comisarios nacionales de Machala y Puerto Bolívar, Manuel Hurtado y Ricardo Triviño, respectivamente; siguiendo las directrices  del intendente, Segundo Preciado, atendieron denuncias sobre funcionamiento de centros de diversión, lo cual no está autorizado todavía por el Comité de Operaciones de Emergencia, COE, Cantonal.

“Teníamos quejas sobre la actividad de un bar que fungía como restaurante, en la calle Juan Montalvo entre Bolívar y Pichincha. Coordinamos una incursión para comprobar si ahí se vendía licor. Efectivamente, la venta de cervezas era el plato fuerte del local, mientras que 12 señoritas atendían a los clientes varones. Procedimos a la clausura, en concordancia con lo estipulado en el Acuerdo Ministerial 0069 del Ministerio de Gobierno”, manifestó el comisario Hurtado.

Clausura 2

El intendente Preciado indicó que después de las 23h00, acudieron a las calles 10 de Agosto, entre Bolívar y Pichincha, en donde las denuncias comunicaban de un establecimiento de comida rápida que también vendía licor.

“Cuando llegamos nos dimos cuenta que en ese negocio lo que menos se vendía era comida. De hecho, en las mesas lo que había servido eran cervezas; a más de tener un refrigerador lleno de ellas. El comisario de Machala solicitó el permiso de funcionamiento, mas no le fue mostrado. La bioseguridad no se cumplía tampoco y ya eran las 23h45. El local fue clausurado”, reportó el intendente.

Clausura 3

Pasada la medianoche, el equipo de seguridad ciudadana de la Gobernación, recibió las quejas de los moradores de las calles Buenavista y Manuel Serrano (Zona Rosa), quienes aducían que un restobar continuaba vendiendo licor.

“No era la primera vez que recibíamos quejas de ese local y ya se le había advertido al encargado del lugar que no abriera porque los centros de diversión están prohibido de atender al público según la resolución del COE Cantonal. Al arribar al sitio, nos cercioramos de que estaba abierto y de que se estaba vendiendo alcohol. La clausura fue inmediata”, aseguró el comisario Triviño.

Clausura 4

A poco de dar la 1 de la madrugada del domingo 25 de octubre, la Policía dio aviso de aglomeración y venta de licor artesanal, en las calles 8va. Oeste y Héctor Chica; por tal razón, las autoridades se movilizaron a esa dirección.

“Encontramos gente bebiendo en los alrededores, la mayoría no usaba mascarilla ni respetaban el distanciamiento. Verificamos que en la tienda estaban vendiendo cervezas y alcohol artesanal. Solicitamos permiso de funcionamiento y requerimos la procedencia del licor, el cual no tenía registro sanitario. Ante las circunstancias, decomisamos 25 litros de la bebida y clausuramos el negocio. Los agentes policiales invitaron a las personas a retirarse a sus domicilios”, informó el comisario de Machala.

Hurtado acotó, que ya de retirada, en las calles 7ma. Oeste y 11ava. Sur, se percataron de que casi a las 2 de la madrugada, una tienda continuaba abierta.

“Estaba totalmente fuera de horario de servicio. Hicimos que se cierre de inmediato y extendimos una citación para que el dueño se acerque a la Comisaría Nacional de Machala para que firme el Acta de Compromiso y no vuelva a cometer la mencionada infracción”, argumentó la autoridad cantonal.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *